Imprimir

El PP pide a la Junta que flexibilice algunos requisitos para las ITV de tractores agrícolas

La parlamentaria andaluza del Partido Popular de Córdoba, Rafaela Obrero, ha pedido hoy al gobierno de la Junta de Andalucía que flexibilice algunos requisitos que deben cumplir los tractores agrícolas para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de estos vehículos del campo.

Obrero, en comisión parlamentaria, ha trasladado a la Consejera de Agricultura una demanda del sector agrícola andaluz y cordobés, recogida en varios contactos con asociaciones y colectivos agroganaderos de nuestra tierra. “Es una petición histórica de los agricultores a la Junta de Andalucía que nunca ha encontrado una solución, ni tan siquiera una respuesta por parte del gobierno andaluz, al que se le llena la boca hablando de su apoyo y compromiso con el campo, pero que en la práctica los desoye, desatiende y mira para otro lado cuando tiene en su mano una competencias para solucionar muchos problemas”, dice la diputada popular.

 

Desde hace más de cinco años los agricultores andaluces han venido planteando a la administración autonómica la problemática que les supone pasar esta inspección a sus tractores. La mayoría de los tractores que trabajan el campo andaluz cuentan con una cabina no homologada, que sirve para aislar al trabajador de las inclemencias meteorológicas y de la aplicación de fitosanitarios, abonos, etc. Esta cabina está montada sobre las estructuras previas de protección que si están homologadas. Para poder pasar la ITV de forma favorable los agricultores tienen que desmontar estas cabinas, pues de lo contrario supondría un defecto grave que daría lugar a sanciones administrativas de mucha cuantía que pueden generar un serio problema a los agricultores.

 

La tónica general que llevan a cabo la mayor parte de esos agricultores propietarios de tractores es desmontar esa cabina cada vez que tienen que pasar la ITV, lo que supone un coste que oscila entre 300 y 700 euros dependiendo de si tienen o no aire acondicionado.

 

En esta situación se encuentran más de 30.000 tractores en Andalucía, y sus propietarios llevan años demandando a la Junta de Andalucía que flexibilice algunos criterios para no tener que desembolsar esas cantidades en cada inspección. “Lo que piden los agricultores y organizaciones agrarias es que se modifique el manual de tramitación administrativa de inspecciones de la Junta de Andalucía para que se considere esta situación como falta leve, de manera que estos tractores puedan pasar la ITV sin tener que desmontar la cabina, para que puedan seguir trabajando cumpliendo todos los requisitos”, dice Obrero. Esta solución es ya una realidad en otras comunidades autónomas como es el caso de Valencia y Castilla La Mancha.

 

Los agricultores andaluces y cordobeses no se niegan a cumplir las normas, y lo han demostrado durante muchos años, reclaman que la norma andaluza se asimile a las de otras regiones más favorables a sus intereses, donde se ha dado una solución más acorde con la realidad y a la situación económica que atraviesan los agricultores y ganaderos.

 

La Consejera de Agricultura se contenta con mirar para otro lado, escurrir su responsabilidad y culpar de esto y de todo al Gobierno de España y a la normativa estatal, cuando otras CCAA ya se han puesto del lado de los agricultores con medidas como ésta”, afirma Obrero, quien ha reclamado a la Consejera Víboras que tome cartas en el asunto, porque tiene mucho que decir sobre esto.

 

El sentir es unánime, si el gobierno andaluz no es capaz de ayudar a los agricultores al menos que no moleste; si este gobierno no incentiva la modernización de las explotaciones agrarias y ganaderas, al menos que se suavicen las normas para pasar la ITV a los tractores; si este gobierno no desarrolla la Ley del Olivar ni su Plan Director, al menos deje trabajar a los agricultores en la recogida de la aceituna sin la preocupación constante de que puede estar cometiendo una falta grave si mantiene una cabina no homologada con arcos de seguridad homologados en sus tractores.

Facilite el trabajo a los agricultores y no pongan más palos en la ruedas señora Consejera” ha espetado Obrero, quien ha pedido a la responsable de la Consejería de Agricultura a que de la cara y las respectivas explicaciones a los agricultores y ganaderos andaluces y cordobeses, y a las organizaciones agrarias.

Dirección

  • Rafael de la Hoz Arderius, 4 bajo 2 portal 2
    14006 CORDOBA

Contacto